Marcelo Erramuspe: «los Bomberos de Las Flores son artífices de que yo hoy esté acá»

0
93
Foto: La Brújula 24

Marcelo Erramuspe es de Tres Arroyos y en el año 2018, como chofer de la empresa de Colectivos “Rio Paraná”, sufrió un accidente en la Ruta Nacional Nº 3 en cercanías a nuestra ciudad.

Fue asistido por el Cuerpo Activo de Bomberos Voluntarios de Las Flores, institución a la que visitó días atrás en un encuentro que fue por demás significativo y emocionante.

“Tenía planeado hacer un viaje, una recorrida por toda la gente que estuvo acompañándome en ese momento; se pospuso un poco por el tema de la pandemia y la semana pasada decidí hacerlo”, expresó en Frecuencia Personal.

Marcelo además relató cómo fue el choque. El mismo se produjo el día 5 de enero del mencionado año a minutos de partir de nuestra localidad hacia La Plata; a unos pocos kilómetros se les vino una camioneta de frente (el conductor se habría dormido) que impacta con el micro. Como consecuencia del siniestro, sus piernas quedaron apretadas por la estructura frontal del vehículo y fueron los efectivos bomberiles quienes trabajaron para poder liberarlo.

Tenía una lesión muy importante en la pierna, estaba perdiendo mucha sangre. Los bomberos cortaron todo el frente del micro, fue rápidamente trasladado en ambulancia al Hospital de nuestra ciudad pero a la pierna derecha no hubo posibilidad de salvarla por lo que eso derivó en la amputación de la misma sobre rodilla.

Estuvo conciente durante todo el rescate; el otro día cuando conversó con los efectivos conoció algunos otros detalles más que no había podido ver y aprovechó también para disculparse porque había estado muy enojado en ese momento, cuestión que, como le dijeron los bomberos, suele pasar en esas situaciones.

“Fui a darles un abrazo. A reconocerlos porque ellos son parte, artífices de que yo este hoy acá”, señaló.

El rápido accionar del personal fue posible para salvarle la vida. De todas maneras, él cree que por el solo hecho de ser bomberos ya son unos héroes, tienen una vocación que respeta mucho.

Marcelo tiene un cuñado que es bombero y el día del accidente frenó para colaborar un hombre mayor que comentó que era Bomberos de Lanús; «el bombero nace y muere bombero», agregó.

Detalló que le costó mucho la recuperación; estuvo internado 50 días en Buenos Aires, otros 7 u 8 meses de rehabilitación sin poder volver a su casa y hoy se encuentra caminando con una prótesis y con ayuda de un bastón pero es un cambio de vida y ha entrado en un mundo nuevo donde de a poco va descubriendo cosas y maneras de manejarse.

En el marco de la recorrida, en la clínica de Buenos Aires donde lo atendieron, también visitó a la kinesióloga que lo acompañó en su rehabilitación. Asimismo estuvo con amigos que tiene en Buenos Aires y quedaba pendiente, porque ya había prometido, la llegada al Cuartel florense.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here