Créditos UVA: «el sueño de la casa o el vehículo propio se transformó en una pesadilla»

0
119

Ciudadanos que hace unos años tomaron los Créditos UVA se autoconvocan para reclamar medidas ante el incremento desmedido de las cuotas.

Desde Azul, Fabián Salinas, referente del grupo de vecinos que decidieron unirse para manifestarse por esta problemática, detalló en nuestra Emisora cómo fue aumentando la preocupación ante esto.

Recordó que los Creditos UVA fueron una herramienta de préstamos ya sea hipotecarios, prendarios o personales (mediante el cual se podía adquirir un vehículo, sacar dinero para arreglar cualquier cosa o para comprar una vivienda) que fue impulsada por el gobierno anterior, precisamente en el año 2016 y mediante una ley que fue votada por el Congreso, es decir que es algo legal, no era simplemente un acuerdo entre privados si no una posibilidad crediticia que ofreció el mismo gobierno, incluso el 70% de los créditos lo tiene la Banca Pública.

El UVA es una unidad de valor que va indexando el crédito mes a mes y que se ata a la inflación.

Cuando se ofrecieron los créditos, los vecinos analizaron y el índice de inflación que pactaba el gobierno era del 12 al 15% mas 2 menos 2. Ese mismo año, se registró un 48% de inflación entonces cuando el crédito se otorgó, las reglas del juego eran una cosa y cambió todo automáticamente por el gobierno y empezó una vorágine y una “bola de nieve” que no paró nunca porque la inflación nunca bajó.

“El sueño de la casa propia, o de tu vehículo propio, para trabajar o lo que sea, se transformó en una pesadilla”, aseguró Fabián.

Cuando asumió la administración nacional actual tampoco bajó el índice inflacionario y las medidas que se tomaron que fueron congelamientos y diferimientos no solucionaron nada, por el contrario, siguieron agravando el problema.

La unidad de valor cuando adquirieron el prestamos estaba en 14 pesos, ahora llegó al 75 y sigue subiendo por lo que el crédito que sacaron hace 3 o 4 años aumentó un 400%. A modo de ejemplo, el que accedió a un millón de pesos para comprar una vivienda con una cuota de 8000 o 10 mil pesos totalmente pagables en ese momento, hoy paga 28 o 30 mil por cuota dependiendo de la cantidad de meses y el crédito llegó a 4 millones de pesos y aun le quedan 10 o 15 años por delante.