Postura Bloque 1 Pais – Gen respecto al vacunatorio en Escuela 21

0
239

«Jueves 25 de Febrero en horas de la mañana se llevó a cabo una reunión en la sala Oscar Alende de nuestro Concejo Deliberante. Asistieron el Secretario de Salud Municipal, Dr. Tibiletti, el Director del Hospital local, Dr. Mauricio Alejandro y la Inspectora Jefa Distrital de Educación, Sra. Alfonsina Ordoñe.
Se abordaron distintas cuestiones con respecto al funcionamiento del Vacunatorio, las dosis recibidas, los criterios de selección del espacio físico, protocolos de regreso a la presencialidad en las aulas, listado de vacunados, entre otros temas.
Presento a continuación un resumen de lo manifestado.
Con respecto a la elección de la E.P. 21, las directivas vinieron emanadas del nivel central de los Ministerios de Salud y Educación en un trabajo conjunto.
En Noviembre se preseleccionaron 4 establecimientos prevacunatorios, siendo elegido por cumplir la mayoría de los criterios, dicho establecimiento escolar. Entre los requisitos estaban el de poseer agua potable, sanitarios en buenas condiciones, ubicación en planta baja, conexión a Internet, 2 o más puertas de acceso, ubicación urbana céntrica, SUM, gimnasio o similar.
Se renueva el comodato mes a mes. Hasta el momento está contemplado el Mes de Marzo.
A su vez se efectuó un convenio entre la E.P. 21 y la Escuela de Estética, más que nada por cercanía y además porque esta última no iniciará aún el ciclo lectivo.
El Prof. Ariel Canteli es el Coordinador Regional.
Existe un Plan “B” para un futuro que es utilizar el SUM del hospital como Vacunatorio.
Aquí dejo sentada mi postura como concejal y sobre todo como docente que NO ESTOY DE ACUERDO con que el vacunatorio funcione en una institución escolar, habiendo en nuestra ciudad, lugares de sobra con características como las requeridas para que funcione dicho centro. Tenemos, cito como ejemplo, el Instituto Privado del Diagnóstico, en sector internación, hoy cerrado, con el que se podría haber efectuado algún acuerdo para su utilización, pudiendo acceder a mano de obra calificada y con experiencia; alguna sede social de un club, como contraprestación a las tan solicitadas y conseguidas condonaciones de deudas; el sanatorio donde se estuvieron efectuando algunas mejoras incluso la sede del CEF donde aún no está previsto el retorno a la actividad escolar.
Entiendo que cuando se empezó a gestar el vacunatorio el inicio del ciclo lectivo presencial parecía muy lejano, pero siempre hay que mirar abarcativamente y tener presente que puede haber condicionantes como demoras en las entregas de dosis, cosa que ocurrió, interrupción en la entrega, factores climáticos, entre otros.
La escuela es el lugar por excelencia para aprender y enseñar. Habiendo otros espacios no podemos convertir la escuela en un mini centro de salud, porque le estamos quitando la importancia que como célula social posee.
Esta es mi opinión, muy personal, y espero que la respeten. Lo hago desde el análisis y desde el sentido común.
Con respecto al listado de prioridades, el orden es Personal de Salud, mayores de 70 años y docentes con factores de riesgo o que estén al frente de clases.
Seguramente en algún momento se incluya personal de las fuerzas, donde quedarían incluidos Bomberos Voluntarios, algo que desde la banca propuse.
Ambos médicos estimaron que la vacunación seguirá a lo largo de todo el año y probablemente el próximo año haya una nueva campaña.
Con respecto al personal para llevar a cabo la vacunación en la E.P. 21, se informó que están trabajando 75 personas, divididas en: 30 vacunadores conformados por estudiantes de enfermería a quienes se los capacitó y personal de limpieza y logística, elegidos entre los Voluntarios que estuvieron colaborando durante la Pandemia, en los puestos de control y accesos. Se requería estudios primario y/o secundarios según la función.
La Provincia además colaboró con 7 u 8 personas también de Las Flores.
A partir del día 30 de Diciembre del 2020 comenzó el proceso de vacunación que ha alcanzado aproximadamente las siguientes cifras, a la fecha: 955 aplicadas en el Hospital y 1020 en el Vacunatorio de la E.P. 21.
Se han vacunado, entre otros: médicos, población hospitalaria, secretarias de consultorios privados, comisionista del Hospital.
Con respecto a garantizar el Protocolo con Jornadas de 4 horas diarias, la explicación fue que en caso de aparecer un caso de Covid-19 positivo o sospechoso, se suspende la asistencia de ese grupo. Como las clases presenciales se dan con intervalos de una o dos semanas, se supone, que cuando retornen no habrán perdido demasiados días y no habrán contagiado a otros grupos. Sería de mayor contagio, mover mayor cantidad de grupos con menor carga horaria por el establecimiento escolar.
Y aquí, vuelvo a expresar mi parecer: quienes redactan, seguramente, los protocolos y reglas, debe hacer tiempo que no pisan un aula. Los chicos, nuestros chicos, hace un año que no se encuentran con sus compañeros, que no vuelven a compartir su ámbito, todo eso conlleva mucha emoción, que deberán contener con un barbijo puesto por horas, por horas… con distanciamiento casi imposible de cumplir, con una explicación a medias y a los gritos por parte del maestro o profesor que queda escondido tras un barbijo, una máscara y en muchos casos un par de anteojos empañados. Me pregunto y les pregunto a quiénes armaron el protocolo, ¿Cuánto tiempo podrán estar esos estudiantes, inquietos y movedizos por naturaleza, quietos y con boca y nariz tapada? ¿Cuánto podrán aprender en esas condiciones que pueden generar risas como pueden generar temores? Imposible imaginar un dialogo fluido, una sonrisa o un enojo.
Cada escuela tiene sus propias características que la hacen única y que sólo el director y el maestro que allí concurre, conoce. Las escuelas rurales, con un pequeño puñado de niños, disculpando la expresión, en aulas con amplios ventanales donde se respira aire puro, deberán también que acatar también esas órdenes. Niños que muchas veces, encuentran en la escuela su único ámbito de sociabilización. Hace falta recorrer más la Patria, porque tiene muchos matices, que desde las grandes urbes no se aprecian.
Por último, a raíz de consultas que me estuvieron haciendo de manera pública y por privado, descubro que las licencias por Covid-19 se restan de las licencias ordinarias de los docentes y que varios docentes que han tenido algún tipo de reacción luego de la aplicación (fatiga, dolores musculares, dolor de cabeza, fiebre) deben gestionar una licencia que también se resta de la ordinaria. Cito palabras de una colega: “- Si en un año tenés 2 veces Covid-19, te gastás toda la licencia ordinaria”. Algo para reveer para un año donde la Pandemia seguirá presente. Para la próxima sesión elevaré un proyecto al Honorable Concejo Deliberante que contemple esta problemática para poderla elevar a autoridades escolares y sanitarias a nivel provincial y/o nacional. Invito a los gremios docentes a apoyar dicha solicitud.
Queda pendiente el envío del listado de las personas vacunadas por parte del Secretario de Salud municipal y lo mismo por parte del Director del Hospital, siempre y cuando autorice la Provincia.
Tal vez sea extenso el comunicado, pero sé que muchos vecinos tendrán respuestas a sus interrogantes o tal vez se generen más inquietudes aún. Quedo a disposición para lo que pueda ser útil».

Graciana M. Goicoechandia – Concejal Bloque Un País-GEN

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here