La florense Luz Marina Chatelain y su retiro de Aerolíneas Argentinas tras 36 años de actividad

1
515

Luz Marina Chatelain es florense y como tripulante de cabina de Aerolíneas Argentinas no sólo recorrió el mundo, sino que además en sus últimos vuelos fue parte de las tripulaciones especiales que viajaron a China y Rusia en busca de insumos sanitarios y vacunas contra el COVID-19.

Ingresó a la empresa – a la que lleva en la piel, con un gran sentido de pertenencia – a los 21 años y se desempeñó durante 36 años; ahora disfruta de su retiro camino a la jubilación.

Terminó el secundario y comenzó a estudiar traductorado de inglés. Su papá tenia un primo que en ese momento era brigadier de la Fuerza Aérea. En un encuentro familiar surgió el tema y allí fue cuando ella pensó en que lindo sería seguir esa carrera, algo que le quedó pendiente durante un tiempo hasta que surgió la posibilidad de comenzar a capacitarse en la línea, dos o tres años después.

Tras rendir los exámenes pertinentes, en el año 84 comenzó como auxiliar de a bordo (así ingresaban las mujeres, en tanto que los hombres eran comisarios de a bordo, superiores solo por el hecho de ser varones; esto se extendió durante varios años). Luego tenían la opción de rendir los exámenes para ser Comisarios.

Luz durante muchos años fue auxiliar porque no tenía interés dado que los Comisarios tenían que quedarse varios años haciendo vuelos de cabotaje y ella prefería seguir haciendo internacionales. Cuando nació su hijo, volvió a cabotaje y ahí si optó por ascender hasta llegar a ser, en su retiro, Primer Comisario Internacional.

Nunca tuvo que atravesar cuestiones graves, pero como todo trabajo, tiene cosas buenas y cosas malas. En este sentido expresó que “es un trabajo que yo amé hacer durante toda mi vida, es un trabajo que me dio muchísimo, experiencias inolvidables, grabadísimas en el corazón y también es un trabajo que te quita momentos, que te quita estar en momentos en que queres estar, no poder disponer de tu vida”.

Mas de 30 mil horas de vuelo, infinita cantidad de países a los que ha arribado durante su carrera, miles de famosos a los que se ha cruzado en distintos viajes; algunas de las cosas que contó durante la charla.

También contó que su primer vuelo como tripulante fue a Nueva York; y se refirió a la posibilidad de quedarse o no en los lugares a donde llegaban, las dificultades por los cambios de horarios, los idiomas necesarios (el ingles es primordial pero además ella sabe francés y algo de italiano y portugués).

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here