Anahir Aneas, Enfermera IPD: «basta de promesas sin cumplir, basta de cuentos, queremos la plata»

0
323

Los trabajadores del Instituto Privado de Diagnóstico se encuentran realizando una medida de fuerza por 72 horas porque aún no han recibido una respuesta satisfactoria sobre el pago de salarios y aguinaldos, deuda que les corresponde y que cada día se acrecienta más, al igual que la desesperación de las familias.

La enfermera Anahir Aneas dialogó con Play Radios y expresó que “no hay respuesta, seguimos en la dulce espera, con cuentos y cuentos. La verdad que cansa, desgasta, ya no crees en nada ni en nadie”.

Cumplidos estos tres días de paro, se analizará si harán otro reclamo por tiempo indeterminado porque lo que se espera es una buena propuesta. Los empleados quieren y necesitan la plata que les deben, cobrar simplemente lo que les corresponde porque, no es nada más y nada menos que la remuneración por el trabajo que vienen realizando.

“Uno no reclama nada que no sea algo que nos deban, es mucha plata la que se le debe a cada uno entonces basta de promesas sin cumplir, basta de cuentos, no somos chicos, somos gente adulta que venimos por necesidad, no venimos por deporte o porque nos guste estar acá o fuera de casa. En mi caso particular yo preferiría, antes de regalarles 6 horas de mi vida al Instituto, estar sentada en mi casa con mis hijos, pero tampoco quiero perder lo que me deben porque para mí es mucho”, manifestó la profesional.

En general, lo adeudado con cada trabajador es una suma entre $150.000 y $200.000. En este marco Anahir comentó que además lo que pasa es que las familias van acumulando deudas, servicios sin pagar y sienten mucha vergüenza de tener que ir al municipio a pedir al Intendente Alberto Gelené a que “les de una mano” para pagar una boleta de luz porque sino les cortan los servicios o se incrementa la deuda.

“Yo vengo a trabajar. Yo vengo a cumplirte, vos necesitas de mi entonces se un poquito más humano y decí ‘sí, me pongo al día con los chicos’ porque esto está gracias a nosotros en pie, está abierto gracias a nosotros entonces basta de jugar con la gente”, agregó.

Los trabajadores, que son mas de 30, quieren una solución. No pretenden la totalidad del dinero, sino una buena propuesta: que se les pague la mitad a cada uno y el resto que se les abone en cuotas, documentos firmados de por medio. Que se les pague el sueldo en tiempo y forma o durante el mes como siempre se les pagó, porque no es que había una regularidad en cuanto a fechas, recibían el dinero en el transcurso del mes y hoy ni eso, les dan de a $10.000 que no es nada porque ni bien lo cobran, lo deben usar para tapar las deudas.

El paro puntualmente consiste en cese de actividades en internación, no se reciben pacientes para internar; no hay limpieza; no hay cocina, tampoco administración ni ninguna otra área y el cuerpo de enfermería recibe solo urgencias.

Las secretarias de consultorios siguen con sus tareas; no se adhieren a la medida de fuerza porque a ese sector se les abona con lo que la parte empleadora recauda de los alquileres. Anahir dijo que “eso me parece también muy injusto. Yo no tengo problema personal con nadie, con ningún profesional, eso no pasa por tener problemas personales pero si acá nos están tocando lo mas sagrado que es el plato de comida para nuestros hijos y para todos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here