A 1 año de «palabras al viento»

0
233

2019 – 2 de julio – 2020 …. 1 año pasó de aquel “circo montado” que muchos disfrutaron y aplaudieron. Cómo olvidarme si me costó tanto… inspecciones de AFIP (desde Chascomús vinieron exclusivamente hasta Las Flores para hacerme una notificación) y ahí arrancó un gran periplo de presentaciones de papeles, documentos, etc; llamadas, amenazas escudadas en anónimos, insultos en las redes (mayoría de perfiles truchos), hackeo de página web, restricción publicitaria, malos tratos, y mucho más simplemente por contarles anticipadamente lo que era LA PURA VERDAD. Algunos recordarán aquella frase que me dijera un funcionario del momento y que fue realidad en el corto tiempo, «hacer creer que hacen».

Después se vinieron los parates de obra, trabajadores echados, preocupados y engañados hasta por sus propios representantes gremiales, trabajadores a quienes les exigieron que no me den ninguna entrevista. Y otra vez algunos «buenos vecinos» que desmentían todo lo que yo decía por el simple fanatismo que enceguece, todavía estoy esperando a quien me dijo que si yo tenía razón iba a ser el primero en ir acompañar a quienes reclamaban… te acordás Gabriel?

Tampoco me olvido de aquellas colectoras y rotondas prometidas por Nestor Kirchner en el 2003/4 ni los anuncios de Cristina Fernández sobre ésta misma ruta desde el 2011 en adelante, muchas de esas promesas hechas en Las Flores.

Hoy veo que algunos que callaban cuestionan, no es válido. También cuesta ver que algunos que en tiempos de persecución “macrista” se escondían bajo las piedras hoy ocupan lugares de decisión, mientras que quien firma al pié apareció en una lista oficial del Gobierno de Vidal simplemente como «opositor», cuando a los demás colegas los referenciaban con sus respectivos medios.

Livianamente podrían llamarlo «gajes del oficio», pero me gustaría mas referenciarlo con aquella frase del gran poeta y periodista portugués José Saramago «Somos la memoria que tenemos y la responsabilidad que asumimos. Sin memoria no existimos y sin responsabilidad quizá no merezcamos existir».

Flavio Perez

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here