La Liga de Comercio pidió al Municipio que se consideren distintas medidas para beneficio de negocios que no pueden trabajar por la cuarentena

0
380
Imagen de archivo

La institución – a través de su Presidente, Carlos Cattorini, y del Secretario Roberto Campos – envió una nota al Intendente Alberto Gelené mediante la cual se solicitan distintas medidas a tener en cuenta para aquellos comerciantes que no pueden abrir sus negocios por el Aislamiento ante el coronavirus:

Compartimos la nota:

Nos dirigimos a usted en representación de los comerciantes, industriales y prestadores de servicios de nuestra ciudad en virtud de la situación que vivimos a raíz de las medidas adoptadas para prevenir las consecuencias de la pandemia COVID 19.

Oportunamente hemos propiciado conjuntamente con la administración municipal que usted dirige, la campaña CODO A CODO a fin de propiciar prácticas adecuadas a la situación generada por la propagación de esta enfermedad.

Las medidas tomadas al amparo del decreto 297/2020 establecieron un cierre y cese de funcionamiento de todas aquellas actividades declaradas no esenciales.

Afortunadamente a la fecha, las acciones realizadas han producido resultados que superan las expectativas más optimistas en cuanto a la ralentización del crecimiento de los casos observados, lo cual sin duda alguna, debemos destacar positivamente.

Particularmente en nuestra ciudad, el celo puesto en el control de ingresos y de circulación, nos ha protegido a todos los florenses.

Obviamente, las consecuencias sobre el nivel de actividad resultan muy preocupantes, en virtud de que, a pesar de las determinaciones adoptadas por los gobiernos nacionales y provincial para paliar las derivaciones económicas de la situación vivida, estas no resultan suficientes para evitar un grave daño en todos los rubros.

El sector industrial se encuentra gravemente afectado por el corte de la cadena de pagos. La financiación bancaria hasta el momento restringida en su instrumentación al pago de salarios de los empleados bancarizados, no contempla el resto de las necesidades surgidas del costo de la estructura y de las obligaciones asumidas previamente.

En el sector de la construcción, la parálisis ha afectado duramente a los trabajadores, que por el particular sistema de trabajo aplicado, dependen de la actividad diaria para ganar su sustento. Los corralones de materiales con una gran cantidad de créditos comerciales otorgados a sus clientes que hoy resultan imposibles de cobrar, habilitados para funcionar, ven muy mermadas sus posibilidades si no se autoriza la reanudación de las obras de construcción, algo indispensable para aliviar la situación de trabajadores y corralones.

En cuanto a la actividad comercial, el sector de Librerías, con compromisos importantes ligado al inicio de clases y los establecimientos de venta de indumentaria y calzados con una temporada ya comprada, teniendo que afrontar cheques librados.

El sector gastronómico con graves daños ocasionados por el cierre parcial y la imposibilidad de que el delivery funcione después de las 20:00 horas inhibiendo el funcionamiento a la hora de la cena. Adicionalmente, la imposibilidad de ocupar las mesas, genera una importante pérdida de puestos de trabajo.

El sector servicios, con profesionales y demás prestadores inmovilizados, muy limitados a aquellas actividades que se pueden realizar a distancia y por otra parte jaqueados por la imposibilidad de cobrar los honorarios de tareas ya realizadas.

El decreto mencionado establece come esenciales las actividades del sector agrícola ganadero, transporte y toda la cadena alimenticia. Dada la prolongación de la cuarentena, resulta imprescindible se habilite la venta de implementos rurales, repuestos pare maquinaria agrícolas, camiones, automotores utilitarios y cuatriciclos.

Por todo esto solicitamos una serie de medidas que nos permitan mejorar las perspectivas de salida de esta situación:

  1. Se exima del pago de la Tasa por Inspección d Seguridad e Higiene a todas las actividades consideradas no esenciales que se han visto imposibilitadas de funcionar.
  2. Se exima del pago del alumbrado público a todas las actividades no esenciales hasta 120 días posteriores al cese de la cuarentena.
  3. Se permita la circulación del servicio de delivery hasta las 22:30 horas (Sugerimos hacer un registro de los mismos y limitar la autorización a quienes se encuentran registrados)
  4. Realizar las gestiones pertinentes para que las compañías prestadoras de los servicios de electricidad y gas no corten por falta de pago los servicios a los sectores mencionados hasta después de 120 días de finalizada la cuarentena, disponiendo a su vez, planes de pago a 12 meses para la cancelación de la deuda que se acumule.
  5. Otorgue los permisos de circulación y actividad necesarios pare que el sector industrial puede realizar las tareas de mantenimiento que considere necesarias.
  6. Se Insista ante los gobiernos provincial y nacional para que en las ciudades como la nuestra, con una situación bajo control, se retomen lo antes posible todas las actividades manteniendo estrictos controles de ingreso a nuestra localidad.

Conscientes de su compromiso con la salud y las posibilidades de trabajo digno de los florenses, puntualizamos los aspectos que consideramos de mayor significación pare mantener viva la esperanza de volver le antes posible a pensar en el desarrollo de las posibilidades de todos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here