Giuliana Lapadula, «Las locas de los perros»: «no sirve solamente con publicar en Facebook, hay que acercarse a donde corresponde»

0
244

Hay temas que realmente son de nunca acabar y uno de ellos tiene que ver con la problemática de los perros en nuestra ciudad.

Giuliana Lapadula, integrante de la agrupación “Las locas de los perros” que trabaja en conjunto con la Asociación 4 Patas, se refirió a la cuestión e hizo alusión a varios puntos.

En primer término expresó que en algunos casos hasta sienten que vecinos florenses cuestionan el trabajo que hacen desde las agrupaciones. “Hay mucha gente que no quiere los animales acá en Las Flores. Nos han dicho cualquier barbaridad, la que se nos pueda ocurrir. (…) hay gente que te dice – no vengas porque le pego un balazo en la cabeza (al perro) y chau”, aseguró.

La labor de las personas que están en estas entidades es hacerse cargo de las irresponsabilidades de otros. Hace 6 años que “Las locas de los perros” está legalizada y, como dijo Giuliana, “nunca, más allá de la otra gestión y todo, nunca ha sido tan desmemorable el trabajo que están haciendo”.

Remarcó que igualmente trabajan en conjunto con el Municipio, por el tema de las castraciones, tienen buena relación, pero consideran que realmente es una desidia. La gente, los ciudadanos tampoco hacen su parte, porque no toman conciencia de la necesidad de esterilizar a los caninos porque después tienen crías y lo más fácil después resulta tirarlos en la puerta de algunas de las chicas de las asociaciones, en la Laguna, en los campos.

Las castraciones de forma privada de gatos o perros tiene un costo elevado pero en la Municipalidad las operaciones se realizan de manera gratuita; aun así  el número de animales abandonados no decrece.

En Bromatología se dan aproximadamente 12 turnos por dia, mínimo cuatro veces a la semana. Algunas veces no se hacen por problemas particulares de los veterinarios pero muchas otras porque la gente no se compromete. Por ejemplo un dia se dieron 15 turnos y solo fueron 11.

En el último tiempo las asociaciones tuvieron otro inconveniente que tiene que ver con el traslado de los animales. Era una comodidad que antes tenían, que ahora no y que solamente se hace en casos especiales.

Albergue Canino

En el Albergue, que se hizo con la gestión municipal anterior para los perros de la señora Maria Domínguez, actualmente cuenta con aproximadamente 100 perros. “En esta gestión lo que se hizo fue amontonar perros, se matan entre ellos”, afirmó.

Giuliana señaló que ellos creen que el hecho que los animales se lastimen o se maten entre ellos es por una cuestión de convivencia porque al perro no le gusta que llegue uno ajeno a ese espacio. Ante esto señaló que “es por eso que no deben existir los albergues y si castrar”.

Las necesidades que tienen las asociaciones son varias. “Cuatro patas” cuenta con socios pero “Las locas de los perros” no; trabajan sin fines de lucro pero siempre están necesitando algo, ya sean alimentos, colchones, sábanas o dinero para las atenciones veterinarias.

El Municipio ademas les otorga alimentos balanceados, medicamentos, tienen el apoyo del Estado pero muchas veces no alcanza y es verdaderamente incansable.

Ahora lo que se estaba solicitando a la población son pallets (tarimas de madera) para poder hacer reparo a los perros que quedan afuera del albergue, que no se pueden meter porque se escapan y deben ser refugiados ante el frio que se viene.

Giuliana también se refirió a los famosos perros de la Plaza Mitre, de la zona céntrica que en varias ocasiones han ocasionado algún inconveniente con vecinos. Hace más de un mes fueron encerrados pero se escapan porque “son salvajes”, rompen alambrados, rompen puertas y no hay manera de controlarlos.

“Yo he visto en algunos comentarios que habían sido mordidos por esos perros de la plaza. La verdad es que si uno pone en Facebook lo que quiere manifestar y no se acerca a donde es correspondiente, tampoco se va a poder solucionar nada. A veces la gente se piensa que somos magos, que con dos o tres datos podemos hacer maravillas y arreglar un problema”, señaló.

Cuando se produce una mordida, la persona se debe dirigir a Bromatología, se hace la denuncia, se trata de ubicar al perro y si no tiene dueño va directamente al Albergue porque es un animal mordedor y es un gran problema para la sociedad. Si tiene dueño, se hace un seguimiento e incluso a veces se cobran infracciones.

Suele pasar ademas que cuando el animal es mordedor “nadie se quiere hacer cargo” por más que tenga dueño entonces se deja tirado y hay que hacer el seguimiento.

Insistió en que “si la gente sigue publicando cosas en Facebook y no se acerca a donde realmente tiene que ir es una problemática de nunca acabar”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here