El florense Facundo Ferray creó un juego de mesa, ganó un importante premio y ahora lo presentará en Alemania

0
536

Facundo Ferray (40) dejó su Las Flores natal en el año 1997 para estudiar abogacía en La Plata, y en el camino fue diseñador gráfico, imprentero y un gran aficionado a los juegos de mesa. Los jugó a casi todos, especialmente los de estrategia, hasta que decidió crear su propio juego. Y lo hizo. Pareciera ser que tan bien que acaba de ganar el primer premio de “Innovando el juego», un evento convocado por la organización Geek Out, en lo que se define como el evento lúdico anual más grande de Sudamérica, con cerca de 3.000 asistentes.

Su juego se llama «Tierra Feudal», con el que obtuvo un premio simbólico en efectivo y el derecho a la publicación pautada para fines de este año, y que además llevará a Alemania para participar en la feria de juegos de mesa más importante del mundo.

«Empecé a jugar juegos desde bastante chico – cuenta Facundo – creo que a los 8 o 9 años; rutas nacionales, ludo, damas, etc. A los 11 creo que jugué por primera vez al TEG, y ¡me encantó! Con el tiempo me dieron ganas de armar mi propio juego.

La primera experiencia diseñando fue a los catorce o quince años, con un juego de aventuras donde recorrías distintos escenarios tirando dados, recorriendo castillos, barcos piratas y peleando con monstruos por doquier. Era una mecánica sencilla pero con muchos elementos y personajes para elegir. ¡Todo montado sobre cartones de cajas de ravioles!

De ahí en adelante y por mucho tiempo solo me dediqué a jugar, aunque no todo el tiempo. Si bien los juegos de mesa estuvieron presentes en mi vida, no formaban parte de mi cotidianeidad. Con los años, las lecturas de novelas fantásticas y de ciencia ficción fueron dando forma a una vaga idea de un mega juego con personajes, lugares y objetos míticos reales y ficticios, aunque sin embargo siempre quedó en el tintero.

Allá por el 2007 arranqué una idea para versionar una especie de TEG ambientado en la guerra civil rusa de principios del siglo XX, pero también quedó a medio camino».

«Recién en el 2013 -agrega- entré en contacto con los juegos de mesa modernos, conocí un par de páginas locales que hablaban de ello, luego me compré el «Imperio Milenario», un juego argentino de civilizaciones con una producción increíble, tablero de cuerina, caja de madera, genial. A partir de ahí fue una bola de nieve. Me interioricé mucho más en el ambiente y descubrí que había una comunidad enorme de gente que se juntaba y le encantaba jugar. Descubrí un grupo en La Plata, y este nuevo panorama me disparó la inquietud de retomar los proyectos abandonados, hasta que terminé mi primer prototipo, el «Señores de la Magia».

Por entonces ya iba a los eventos que se realizaban en Buenos Aires y en La Plata asiduamente, y allí, además de compartir la instancia de jugar, me pude contactar con muchos de los autores que hoy en día producen juegos argentinos.

“Jugar es la base para poder diseñar un juego. Da perspectiva, herramientas, ideas de qué mecánicas más o menos originales se pueden desarrollar. Así que desde que descubrí el nuevo mundo de los juegos modernos, debo haber jugado decenas, quizás una centena de juegos nuevos, internacionales, nacionales, rápidos, livianitos, duros y sesudos, económicos, de guerra, de magia, de naves espaciales, granjas o mineros. Porque de lo que uno se imagine existen juegos».

Cuando habla de juegos, Ferray puede hacerlo durante horas de manera ininterrumpida; de sus orígenes, o de su actualidad. Como por ejemplo cuando cuenta que «la actual es la Edad de Oro de los Juegos de Mesa. Desde que el «Colonos de Catan» fuera premiado en 1993 como «Spiel des Jahre» (el juego del año) en Alemania, para luego llegar a vender más de 24 millones de copias en todo el mundo y ser traducido a 30 idiomas, el fenómeno no ha parado de crecer. Nunca en la historia se habían publicado tantos nuevos juegos de mesa al año en todo el mundo, y nunca en la historia el número de personas involucrándose con los juegos de mesa había crecido de la manera que crece hoy en día».

LA «TIERRA FEUDAL»

En este marco de creadores y jugadores, un juego platense ganó un concurso entre los mejores de todo el país. Pero, ¿qué es?

Su inventor describe que «Tierra Feudal es, básicamente, un juego de cartas. En total tiene 9o cartas, pero además hay personajes, edificios y mucha estrategia, con poco o nada de azar, que se puede jugar con dos, tres o cuatro jugadores, cada uno de los cuales es un «Señor Feudal» que debe armar su propio feudo, que puede durar unos 25 minutos por jugador. Y gana quien más puntos haya sumado, aunque para sumar cada punto hay muchas variantes».

«¿Que a qué otro juego se parece? Francamente creo que a ninguno, por eso se llaman juegos de autor».

Facundo ha jugado al juego que él mismo inventó en muchas ocasiones. Según lleva contadas. un total de 70 partidas. Y sin embargo, no siempre ganó.

«Gané la mayoría -cuenta y ríe- pero también he perdido no menos de 15 partidos. Hay gente que lo juega mejor que yo».

Fuente: Diario El Día

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here