Celeste Videla, Trabajadora despedida de Télam: “el dolor que se siente acá es muy grande”

0
441

Celeste Videla es trabajadora de la Agencia de Noticias Télam y hace pocas horas fue despedida.

Hace 8 años que es parte de la empresa. Es mamá seis chicos. Tiene a su marido discapacitado, impedido para trabajar por dicha cuestión y en contacto con Play Radios lo primero que dijo con profunda tristeza es que “estoy bastante mal. No estoy bien todavía, estoy bastante shockeada con la noticia”.

La carta documento mediante la cual se le informaba que la despedían le llegó “de repente y porrazo”, sin motivo ni causa y ahora está a la espera porque todavía hay muchos a los que les falta llegar el telegrama.

Enfrentar a los trabajadores

Mientras algunos son informados del despido, a otros trabajadores les llega un mail donde se les dice que son parte de la “Nueva Agencia Télam”. “Es bastante perverso”, acentuó Angélica, como la conocen sus compañeros, esos compañeros que igualmente están apoyándolos.

Ante esto la trabajadora contó que “es un acompañamiento entre todos, estamos todos juntos, nos consolamos porque todavía siguen llegando cartas documento, sigue apareciendo gente llorando que hoy a la mañana le ha llegado la carta. Es bastante complejo el momento que estamos viviendo acá”.

El edifico de Télam no está tomado. Los empleados siguen asistiendo, no se les ha cerrado el paso a la empresa, y siguen fichando para poder terminar el mes y que no les descuenten los últimos días.

Despidos al azar

Una de las excusas del Gobierno para llevar adelante esta medida en Télam tiene que ver con que ‘son trabajadores que tomó el gobierno anterior que superpobló la Agencia y que la usaban como propaganda política’.

Angélica se refirió a esta cuestión como una “injusticia muy grande”. Señaló que no puede hablar de los gerentes ni nada por el estilo porque no le corresponde a ella pero el dolor que se siente es muy grande y que no es como se dice, que echaron a los que ‘están superpoblando Télam’, sino que echaron al azar. “Es como que pusieron en un bolillero el nombre de todos y empezaron a sacar, y el que salía, salía y el que no, quedaba”, aseveró.

Angélica tiene 38 años. No es periodista. Se desempeña en la parte administrativa, realiza multitareas porque nunca le habían dado el trabajo específico que le tenían que dar.

Aseguró en este dialogo además que nunca desarrolló su trabajo como propagandista política de la gestión anterior porque no es de “meterse” en lo que sea político, ha sido una labor solamente técnico-profesional.

En otro tramo se refirió al apoyo de parte de los gremios y señaló que como son muchos los despedidos, se está tratando de consolar un poco de cada lado, el acompañamiento es para todos en general de parte de los tres sindicatos que están en la empresa. Asimismo informó que no han tenido contacto con ningún funcionario porque no se han hecho presentes frente a ellos.

Carta de una compañera de Angélica:

NO SOMOS NÚMEROS

Me sumo a la iniciativa de Tere para que nadie se crea la enorme mentira inventada de que los trabajadores de Telam somos ñoquis. Ayer le llegó la carta documento que le anunciaba a Celeste Videla su despido. Angélica, así la conozco yo, es una compañera que tiene 5 hijos y un compañero impedido para trabajar. Angélica trabaja en el edificio de la calle Bolívar, donde se concentran la mayoría de los administrativos. No es periodista ni cobra como tal. Angélica debe tener una de las categorías más bajas de la agencia. Por esa razón Angélica cumple las funciones que le pidan: realiza tareas de comercialización del servicio, lleva y trae documentación de un edificio al otro, etc. Trabaja para mantener a su familia. Viaja todos los días desde lejos y es una compañera necesaria. No somos ñoquis, no! Somos trabajadores y solo queremos trabajar.

No hay comentarios

Dejar respuesta