Jorgelina Ríos, Directora Escuela 10: “del Consejo Escolar me ofrecieron chocolate caliente para paliar un poco el frío”

0
1719

El informe sobre las obras y refacciones realizadas en las diferentes Escuelas de la ciudad leído por el concejal Emiliano Paz en la última Sesión del Concejo Deliberante y las declaraciones del Presidente del Consejo Escolar, Oscar Musacchio, han generado varias repercusiones.

En la jornada de ayer, Play Radios recibió el reclamo de miembros de la comunidad educativa de la Escuela de Educación Especial 501 y este martes de la Escuela 10 donde están sin el servicio de gas tras un inconveniente

La Directora de este ultimo establecimiento, Prof. Jorgelina Ríos, se refirió a la problemática.

Relató que el 15 de mayo a la tarde estaban en la Escuela y de repente una de las docentes hace alusión a que había mucho olor a gas en el salón.

Lo que se hizo a partir de ese momento fue ver que pasaba, observaron que no había llave de gas, que al calefactor le faltaba la manija y que por eso tampoco tenían las herramientas, ni la competencia de conocimiento y habilidad para poder intervenir.

A continuación desde la Dirección se llamó al Consejo Escolar pero ya eran pasadas las 14 horas, por lo que no había nadie porque el organismo funciona hasta ese horario. Al no obtener respuesta, se comenzó a llamar al proveedor del Consejo, que es Marcelo Felice,  con quien no se pudieron comunicar, aunque siempre ha respondido ante cualquier inquietud, tal como señaló la Directora.

Trataron de comunicarse además con una Consejera, de la única que tienen el número y tampoco pudieron contactarse y se llamó a la empresa Camuzzi y tampoco hubo respuesta.

 “El olor del gas era muy fuerte así  que lo que hicimos es trasladar a los chicos a la sala de maestros, ventilamos el espacio”, detalló Ríos, quien también señaló que ella es la responsable de todo lo que pasa en la Escuela, responde con su patrimonio y con su conciencia y que la situación era muy angustiante porque el gas es algo muy peligroso y no se considera con la competencia para realizar algún tipo de intervención para solucionarlo.

Ante una negativa en todas las comunicaciones, la Directora se comunicó con Bomberos, en donde fue atendida inmediata y muy amablemente y desde donde le otorgaron un número de celular para tratar de localizar al responsable de Camuzzi.

La policía acompañó a la Docente hasta que llegó la empresa proveedora del gas. Se tuvieron que apagar los calefactores de todo el edificio, incluso las tres aulas que son de la Escuela 10 y están ocupadas por la Secundaria Media. Se apagó todo y el medidor seguía funcionando por lo que se constató que había una perdida. Ante esto la empresa informó que se debía sacar el medidor.

“Yo si tengo un problema cardiaco, voy a ver al cardiólogo; si tengo un golpe, voy a ver al traumatólogo. Yo me maneje con las herramientas que tenía y en una situación que era preocupante porque tenemos más de 220 chicos en el turno y tenemos la responsabilidad en el cuidado integral de los chicos”, expresó la Directora.

Se notificó lo que había sucedido al único numero con el que se contaba que, se repite, es de una consejera y que siempre los ha atendido, llamado y ha resulto un montón de situaciones.

En las primeras horas de la mañana de hoy, el Presidente del Consejo Escolar se comunicó con la titular del establecimiento para ofrecerle darle chocolate caliente para paliar un poco la situación porque hace muchísimo frio.

La Directora aprovecho el contacto con Musacchio para manifestarle la angustia, más que nada porque en la sociedad queda la imagen de que la Escuela está sin gas “por una macana que me mandé yo, por un error que cometí yo”, tal como manifestó, por haber intervenido de la manera que lo hizo, ajustándose a la normativa que establece que se debe cuidar la integridad de los chicos.

“La gente queda muchas veces instalada en un relato y no hay un compromiso con la verdad, con la objetividad de lo que sucedió”, señaló la Directora.

La situación ha servido para aprender y no volver a cometer los mismos errores en un futuro, por ejemplo, tal lo indicado por la Docente, tratar de tener todos los números de teléfono de los Consejeros. Asimismo señaló que si actuó mal en el procedimiento, se hace responsable, lo asume y esperará las notificaciones, supervisiones o revisiones correspondientes si es que llegarán.

La reparación llevará bastante tiempo y se estima que sea una inversión de $80 mil. Mientras tanto la actividad continúa normalmente sin ningún tipo de calefacción dado que si ponen caloventores o estufas eléctricas se corre el riesgo de que salten las térmicas, como ha pasado en alguna otra oportunidad y la idea es cumplimentar la responsabilidad civil y preservar el cuidado integral de los alumnos.

No hay comentarios

Dejar respuesta