Charla sobre Nutrición en el nivel secundario de la Escuela Normal

0
124

El Día Nacional de la Nutrición se celebra cada año el 28 de mayo. Se trata de una jornada en la que se pretende dar las pautas para comenzar a llevar a una saludable mejorando sobre todo la nutrición y alimentación.

En este marco la Profesora Gabriela Bongiorno cursó la invitación a la Especialista en Nutrición Candela Reybaud quien, apoyada en un audiovisual, llevó a cabo una charla informativa.

Intercambió conceptos y evacuó dudas con el conjunto de estudiantes que cursan el nivel secundario en el turno vespertino de la Escuela Normal.

La institución, a través de la Vicedirectora Prof. Fulvia Condorí, agradece a la profesional y comparte algunos de los señalamientos realizados:

  • Aumentar el consumo de frutas y verduras: aunque sea un mensaje repetitivo, debemos saber que a pesar de que se insista tanto la necesidad de incorporar de 4 a 5 porciones de ellas, en Argentina estamos consumiendo menos de 2, en promedio.
  • No saltearse las comidas: la principal excusa para esta recomendación es la falta de tiempo para comer, y mi respuesta a ellos es que el tiempo para las cosas no existe si no lo hacemos. Podemos tener tiempo para hacer un desayuno o una merienda si nos proponemos tomarnos 10 minutos para ello, que es menos del tiempo que “usamos” para revisar las redes sociales al día o mirar una serie.
  • Tomar mínimamente 8 vasos de agua pura por día: además de las infusiones, jugos y otras bebidas que consumimos habitualmente, el cuerpo necesita agua para todas sus funciones normales.
  • Reducir el agregado de sal a las comidas y moderar el consumo de productos ricos en sodio como embutidos, snacks, enlatados, quesos duros, entre otros.
  • Incorporar más productos integrales: panes y galletitas integrales o con salvado, avena, arroz integral, fideos de harina integral, preparaciones caseras clásicas con agregado de salvado de trigo y avena.
  • Disminuir la frecuencia de consumo de frituras, preferir como método de cocción el horno, parillas, plancha, olla, etc.
  • Disminuir el consumo de gaseosas y bebidas alcohólicas, dejándolas para eventos o días especiales. Para el día a día preferir agua o jugos naturales de frutas.
  • Organizar la comida con anticipación. Es una estrategia sobre todo para quienes trabajan muchas horas en la semana, por lo tanto, idear un menú semanal hará mas fácil la tarea y evitará la compra de comida rápida.
  • Reducir el consumo de grasa saturada y trans, disminuyendo la ingesta de manteca, crema de leche, lácteos enteros (preferir descremados), margarina, grasa vacuna o de cerdo. Preferir grasas buenas, mediante el consumo de aceite de oliva, canola, girasol alto oleico, soja, etc., para condimentar, por ejemplo, las ensaladas.

Fuente: Vicedirección E.E.S. Nº 2

No hay comentarios

Dejar respuesta