Un Club de Entre Ríos recibirá millones si un jugador nigeriano es convocado para la Selección de ese país

0
470
Orode junto a su pequeño hijo argentino.

En el departamento Uruguay, expectante de lo que ocurra con uno de sus futbolistas. El nigeriano aguarda ser convocado para el Mundial de este año. De ocurrir, FIFA le pagará miles de dólares al club.

La FIFA anunció que cada club que ceda a un jugador a una selección que vaya al Mundial cobrará 8.530 dólares por día. De este modo, Defensores de Pronunciamiento podría llevarse una suma nada despreciable para los ingresos a los que está acostumbrado.

Resulta que el club del Departamento Uruguay, que compite en el Torneo Federal A, tiene entre sus jugadores al nigeriano Felix Orode.

“Cuando estuve en (Sportivo) Barracas, gente de Nigeria me estuvo viendo. Sería un sueño jugar un Mundial”, explicó. De modo que si Orode es finalmente citado, Defensores de Pronunciamiento se aseguraría por lo menos 213.250 dólares.

La cifra corresponde a 25 días: 14 previos al inicio de la fase de grupos, los 10 en los que enfrenta a Croacia, Islandia y Argentina, y uno más que corresponde al día posterior al último encuentro. Ni hablar si Nigeria clasifica para la segunda fase por lo que sus ingresos aumentarían en forma increíble.

Los 8.530 dólares por día son brutos, sin descontar los impuestos. Los clubes que deseen cobrar ese monto tienen hasta el 10 de enero para anotarse en la FIFA. Si Defensores de Pronunciamiento tiene una ilusión real de que Orode vaya a Rusia 2018 y cobrar ese dinero, deberá iniciar los trámites.

Orode en el DePro

Son las vueltas de la vida. Félix Orode nació en Lagos, capital de NIgeria, donde inició su carrera como futbolista. Este deporte lo trasladó a la lejana Argentina en 2009 para reforzar a San Lorenzo. Apenas jugó un partido -con una asistencia para el gol- ante Huracán y en esos minutos se ganó el cariño de los hinchas del Ciclón. Un amor recíproco. Luego se afianzó en nuestro Ascenso: Nueva Chicago, Comisión de Actividades Infantiles (CAI), Excursionistas, Luján, Comunicaciones y Sportivo Barracas. Y esas vueltas de la vida lo encuentran hoy en Defensores de Pronunciamiento, de la pequeña localidad homónima de la provincia de Entre Rios, participando del Torneo Federal A.

“Es una ciudad muy chiquita, un pueblo muy lindo y donde me siento muy cómodo y tranquilo. Muy diferente al ritmo de Buenos Aires. Vamos con los chicos a la plaza, caminamos tranquilos, no existe ningún peligro”, define Orode a Pronunciamiento ante la consulta de Clarín.

“Cuando finalizó mi contrato -explica- en Sportivo Barracas, surgió esta posibilidad de Depro. Estaban buscando un volante ofensivo y me contactó el técnico, Hernán Orcellet, que me contó su idea y que habían visto un video mío. Me sumé al plantel y estoy muy feliz, porque me encontré con gente humilde y de gran corazón. Desde el primer día me sentí re feliz, re bien y recontento; no me trataron como alguien nuevo sino como si fuese uno de ellos desde hacía mucho tiempo. Vine para aportar y ayudar al equipo”.

Orode, volante ofensivo de 27 años, no sólo encauzó su rumbo futbolístico en nuestro país. En Argentina también conoció el amor y formó una familia encantandora. Se casó con Yasmín, porteña, y tiene dos hijos argentinos: Salvador y Simona. Había llegado sin saber una palabra de español, y andando lo aprendió. Fuera de la cancha resalta por su educación, su corrección y sus gestos nobles.

Mientras se destaca con sus gambetas y sus goles en el Federal A, tiene un anhelo por delante. “Me llamaron de Nigeria y me dijeron que me están observando para convocarme a la Selección. Gracias a Dios me tienen en cuenta, están siguiendo mis actuaciones en Depro, saben que estoy jugando en la tercera categoría del fútbol argentino y existe una posibilidad, quizás complicada pero posibilidad al fin. Mi sueño es volver a vestir la camiseta de mi país como en 2007. Ojalá se dé”, dice ilusionado.

La principal fuente de trabajo de los 3.000 habitantes de Pronunciamiento estaba en los aserraderos, pero en los últimos años se reactivó el empleo por la llegada de un importante frigorífico y galpones de criado de pollos. El centro de encuentro gastronómico es el bar comedor El Borrachito, donde suele almorzar el plantel del Depro antes de los partidos. De fondo, por los parlantes, suena el himno que Pocho Gaitán, el cantante famoso del pueblo, le dedicó al club.

El Club Defensores de Pronunciamiento es el nombre oficial de la entidad deportiva fundada el 18 de septiembre de 1972, aunque todos lo llamen con un nombre más breve: Depro. Esta modesta institución de la localidad de Pronunciamiento, situada a 35 kilómetros de Concepción del Uruguay, ciudad cabecera del Departamento Uruguay en la provincia de Entre Rios, inició su periplo en el ascenso nacional en el Argentino C de 2009. En la temporada 2011/12 llegó, como invitado, al Argentino B. Descendió y volvió a subir en 2014. Y a fines de 2015 obtuvo el histórico ascenso al Federal A tras superar en las finales a San Martín de Mendoza: 2-1 (goles de Fernando Araujo e Iván Valente) en Pronunciamiento y 1-0 (Héctor Echagüe) en tierra cuyana.

Esta temporada el club, que tiene como presidente a Yari Gurnel, se erigió en la sorpresa del Federal A: es uno de los invictos del certamen, aunque está a cierta distancia del primer puesto ya que tiene mayoría de empates (7), y sólo dos triunfos. En la Zona 3 compite contra equipos experimentados con paso reciente en la B Nacional como Central Córdoba de Santiago del Estero, Sportivo Belgrano, Douglas Haig y Atlético Paraná. Orode anotó 2 de los 13 goles que lleva el equipo: ambos de visitante en los empates 1-1 con Defensores de Belgrano de Villa Ramallo y con Atlético Paraná.

Sergio Chitero, ex Patronato y Atlético Paraná, es otro de los refuerzos y además goleador del equipo que conduce técnicamente Orcellet (ex volante de Gimnasia y Esgrima de Concepción del Uruguay, Argentinos Juniors, Instituto y Almirante Brown). En el arco está Catriel, hermano del DT y ex Boca, Arsenal, Nueva Chicago, Talleres de Córdoba además de Gimnasia de Concepción del Uruguay.

“Delio Esteban Cardozo se llama el estadio, en homenaje a un gran jugador de Depro, que convirtió muchos goles y fue una gran figura. A pesar de que somos un club chico, los pueblos y ciudades aledañas siempre reconocieron el gran jugador que teníamos. El club está creciendo, este año se hizo una cancha de fútbol cinco y un quincho en el predio y también una platea con cabinas de trasmisión”, cuenta Berenice Cardozo, encargada de prensa de Defensores. El club donde anidan los sueños mundialistas de un futbolista africano que por esas vueltas de la vida disfruta su presente en el ascenso Argentino.

Fuente: www.clarin.com / www.elentrerios.com

No hay comentarios

Dejar respuesta