Precauciones y cuidados ante la presencia de víboras y alacranes

0
525

Recomendaciones de la Secretaría de Salud para el período estival

Víboras

La Dirección de Bromatología dependiente de la Secretaría de Salud municipal informa a la población algunas cuestiones y precauciones a considerar para evitar las mordeduras de serpientes, ya que en época del año aumenta el riesgo por la gran cantidad de culebras y víboras que aparecen por el calor.

Las serpientes, conocidas también como ofidios, pertenecen a la familia de los reptiles, que se caracterizan por la ausencia de extremidades y cuerpo muy alargado. Algunas de ellas son las culebras y víboras.

La diferencia entre culebras y víboras es que las primeras suelen ser inofensivas y su mordedura no es de importancia sanitaria. En cambio las víboras, son serpientes venenosas que poseen colmillos que actúan como agujas para morder a la víctima e inyectar el veneno, siendo de gran riesgo para el ser humano.

Las principales diferencias entre culebras y víboras:

En las culebras la cabeza es redondeada y el cuello poco marcado, mientras que en las víboras la cabeza es triangular y el cuello marcado.

Los ojos de las culebras son grandes y con pupilas redondeadas mientras que en las víboras, los ojos son más pequeños y con pupilas verticales.

Las culebras no poseen fosetaloreal, mientras que las víboras si la poseen. La fosetaloreal es un orificio que se encuentra entre el ojo y la fosa nasal.

Qué hacer frente al peligro de accidente ofídico:

Para evitar las mordeduras de víboras: conocer los tipos de serpientes de los alrededores; aprender a distinguir las víboras de las culebras; tener precaución al atravesar pajonales, montes, sendas poco transitadas, campos de cultivos, etc.; tener precaución al orinar y defecar en campos abiertos; usar botas de caña alta y revisarlas antes de colocárselas; llevar perros de compañía y/o un palo terminado en horqueta cuando se sale al campo; revisar periódicamente los alrededores de la vivienda, la leñera, los gallineros, etc., y desmalezar los alrededores para evitar población de ratones y lauchas, que son el alimento preferido de las víboras; no introducir las manos en huecos de árboles, nidos, leñeras, etc., y cuando sea necesario, introducir primero un palo o una rama; evitar tocar con las manos las serpientes aunque parezcan muertas; no tocar la boca.

¿Qué hacer ante la mordedura de una víbora?

Mantener al accidentado en reposo y tranquilo para retardar lo máximo posible la difusión del veneno por la vía sanguínea; suministrar líquidos a voluntad; no dar bebidas alcohólicas; aflojar los botones de la ropa, cinturones, fajas, relojes pulseras, pulseras, o cualquier elemento que provoque presión. Si se poseen elementos, lavar la zona de la mordedura y colocar algún antiséptico suave. Concurrir de inmediato al centro sanitario para recibir atención médica.

Qué no debe hacerse ante la mordedura de una víbora

No aplicar torniquetes o ligaduras; no afectar incisiones en la herida; no cauterizar ni quemar la zona afectada; no colocar soluciones caseras sobre la herida; no succionar el sitio de la mordedura; no suministrar bebidas alcohólicas ni estimulantes; no administrar medicamentos caseros.

Para hacer la identificación del ofidio mordedor en el hospital o institución especializada capturar la serpiente, si está viva, colocarla en un recipiente de metal con tapa a rosca o sujeta con alambre, nunca en bolsas ni frascos. Si está muerta, basta con llevar la cabeza y el cuello.

Para mayor información y consultas dirigirse a la Secretaria de Salud en Av. Rivadavia 463, Tel. 441570, o a la Dirección de Bromatología en Cisneros y Pueyrredón, Tel. 442236.

Alacranes:

De la misma manera, la Secretaría de Salud municipal pone a disposición de la población normas y medidas de prevención a poner en práctica ante la presencia o eventual picadura de un alacrán o escorpión.

La mayoría de los accidentes por alacranes, o también llamados escorpiones, se producen en el domicilio, por lo tanto las medidas de prevención deben estar orientadas a evitar el ingreso de los mismos a la casa y tener precaución en aquellos sitios donde podemos encontrarlos.

Protección personal

  • Revisar y sacudir prendas de vestir, y calzados.
  • Sacudir la ropa de cama antes de acostarse o acostar un bebe o niño.
  • Tener precaución cuando se examinan cajones o estantes.
  • Evitar caminar descalzo en zonas donde se conozca la presencia de alacranes.

Protección intradomiciliaria

  • Utilizar rejillas sanitarias en desagües de ambientes y sanitarios.
  • Controlar las entradas y salidas de cañerías, aberturas y hendiduras
  • Colocar burletes o alambre tejido (mosquitero) en puertas y ventanas.
  • Revocar las paredes, reparar grietas en pisos, paredes y techos
  • Control de cámaras subterráneas, cañerías, sótanos, huecos de ascensor y oquedades de las paredes

En el ámbito peridomiciliario

  • Realizar aseo cuidadoso y periódico de las viviendas y alrededores.
  • Efectuar control de la basura para reducir la cantidad de insectos (arañas y cucarachas, grillos) que sirven de alimento a escorpiones.
  • Evitar acumulación de materiales de construcción, escombros, leña, hojarasca porque suelen ser lugares donde se mantienen, conservan y dispersan. Evitar juntarlos con las manos.
  • Los alacranes son de hábitos nocturnos y la mayor parte del tiempo la pasan en lugares escondidos. Pueden encontrarse en áreas rurales (debajo de cortezas de árboles, piedras, ladrillos) o urbanas (sótanos, túneles, depósitos, cámaras subterráneas).
  • La mayoría de las picaduras se dan en miembros inferiores, específicamente en los pies ya que suelen elegir los zapatos para esconderse y alsentirse agredidos, atacan sin dudar.

Frente a eventuales picaduras, no realizar tratamientos caseros, aplicar hielo y consultar rápidamente al médico, en el centro de Atención Primaria o al Hospital, en lo posible llevar el escorpión para ser identificado.

Nunca aplicar plaguicidas sin haber seguido primeramente las recomendaciones sobre los métodos de prevención en el ambiente habitado.

Síntomas: Dolor, hinchazón leve, sensación de adormecimiento y anestesia alrededor de la picadura. Palidez, náuseas y vómitos, respiración agitada e hipotermia. Casos graves:Irregularidad en el ritmo cardíaco, convulsiones, tensión baja y complicaciones respiratorias.

El alacrán peligrosoes de color amarillo o marrón claro. Posee líneas paralelas longitudinales en el cuerpo, pinzas delgadas y largas y un apéndice en el final de la cola.

El alacrán no venenosoes color marrón oscuro o negro, dorso del mismo color que el cuerpo, posee pinzas cortas y anchas y tiene apéndice en el final de la cola.

El que se ha podido visualizar en nuestra comunidad es el denominado “bonaerense” de color marrón oscuro.

Para más información y consultas dirigirse a la Secretaría de Salud en Av. Rivadavia 463, teléfono 441570 o a la Dirección de Bromatología en Cisneros entre Pueyrredón y Harosteguy, teléfono 442236, de lunes a viernes de 7 a 14 hs.

Informe Municipal de Prensa

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA