Robo en la vivienda de la Familia Coda

0
2261

La familia Coda sufrió este último fin de semana un robo en su domicilio ubicado en calle Dorrego casi 25 de mayo.

“Mucha bronca te da que ocurran estas cosas en una ciudad chica”, manifestó Aníbal, propietario de dicha vivienda.

Tal como relató en el aire de la Radio, habían viajado a Villa Ventana a participar de una competencia deportiva; que estaban disfrutando de una localidad hermosa, sumamente tranquila, donde no hay rejas, no hay nada, cuando recibieron la llamada alrededor de las 14 horas por parte de su vecino Fabián Blanstein quien le comunicó que tenían la puerta del negocio abierta.

Los vecinos hicieron la denuncia porque ya sabían que la familia no iba a estar por lo que acudió la Policía. Ellos decidieron volver rápidamente hasta que llegaron a la casa, aunque no los dejaron entrar, lógicamente, por los peritajes que se hicieron instantáneamente.

Los malvivientes ingresaron al inmueble y revolvieron todo. Aníbal contó que plata no había, solo un pequeño monto, mas que nada vuelto, que habían dejado para el comercio. Lo que si sustrajeron fueron dos cámaras de fotos que no tienen mucho valor monetario pero si sentimental porque era una herramienta profesional de su hija que había mandado desde La Plata y que contenía imágenes de importancia. El ciudadano aseguró que lo que más impotencia les dio fue que los malhechores violaron la intimidad del hogar.

En este sentido especificó que de todos modos el hecho fue raro porque primero sacaron las perras, a una la encerraron en el galpón y a la otra la dejaron en el pasillo; segundo porque parece que se asustaron justamente por los animales porque no fue que revolvieron toda la casa, había placares que tenían revueltos sólo los cajones y el resto no. “Fue algo raro, o se asustaron o algo paso porque no revolvieron en su totalidad”, remarcó.

La vivienda no cuenta con alarma y tampoco hay cámaras en las adyacencias. El propietario comentó que desde hace años con los vecinos están diciendo de colocar una cámara frente a cada casa y no la han puesto.

Por otra parte narró que una vecina le contó que alrededor de las 12 de la noche – horario en que se estima que pasó el hecho delictivo – sintió el ladrido de los perros. Piensa que tendría que haber la denuncia en ese momento porque el accionar de los perros, seguramente era por algo raro.

En relación al caso, también llamó la atención el tiempo y las herramientas que han utilizado para cortar el candado que les permitió el ingreso porque, como se fijó, si lo hubieran cortado con una sierra, tendría que haber viruta y no hay. Ya en el interior además violentaron una puerta que da al dormitorio y por allí fue donde entraron a la casa.

Aníbal aprovechó la oportunidad para agradecer eternamente a la Policía, a la Comisaría en total, porque los efectivos fueron muy eficaces, estuvieron enseguida en el lugar, se apersonaron los mismos jefes, cuestión que valoran muchísimo. De la misma manera a Hugo Ábrego y familia que colaboraron ante el suceso.

No hay comentarios

Dejar respuesta