Polémica en Olavarría: un Docente quiso tratar el tema de Santiago Maldonado en una clase y no lo dejaron

0
236
Foto: www.elpopular.com.ar

Por pedido de los padres, la inspectora de Educación Primaria no permitió el tratamiento del tema. Los directivos de la institución escolar habían dado el visto bueno a la iniciativa, pero finalmente no pudo continuar con una actividad que “había despertado el interés en los chicos”, según el docente.

En Olavarría, un docente de 6º año de la Escuela Primaria N° 49 pretendió abordar el caso de la desaparición de Santiago Maldonado en el aula. Agustín Mestralet, quien además de ser docente en las últimas elecciones PASO fue candidato a consejero escolar por el FIT (Frente de Izquierda y de los Trabajadores), impulsó el abordaje del tema que tantos cuestionamientos y discusiones provocó en ámbitos educativos días anteriores, pero se topó con el descontento de los padres y la inhibición entonces por parte de la inspectora de Educación Primaria, María José Soudrelle, para hacerlo.

“Particularmente la desaparición de Santiago Maldonado a mí me conmueve”, contó el docente en el programa radial “Mejor de Mañana” (FM 98Pop).

Dijo que “me pareció que era un tema rico para tocar con los chicos debido a la diversidad de puntos de vista”.

En este contexto, el caso de la desaparición de Santiago Maldonado que lleva más de un mes iba a servir al docente como disparador de la temática sobre la lectura crítica de los medios, un contenido curricular que forma parte “de la planificación dispuesta y que es sumamente importante que se aborde en la escuela primaria y en el resto de la educación”.

Lo cierto es que el tema Maldonado llevado al aula generó descontento en los padres que plantearon sus reclamos ante la directora del establecimiento escolar tal como sucedió en numerosos establecimientos de todo el país frente a la utilización política, que supuso el mecanismo de abordaje recomendado desde un sindicato docente. “En un primer momento el equipo directivo y los docentes me respaldaron y se dejó en claro cómo lo iba a plantear y para qué era la tarea”, destacó Agustín Mestralet.

Pero el reclamo de los padres, que son finalmente los responsables de la educación de sus hijos, llegó hasta la inspectora de Educación Primaria, quien administrativamente impidió que la tarea se llevara a cabo en la escuela.

Lo que sucedió entonces es que “la actividad quedó inconclusa”, definió el docente. Y dijo que la situación “es frustrante respecto al derecho de enseñar y de aprender”, según su parecer.

Lo que abre otro debate referido a desde qué lugar se construye ese derecho de aprender frente a la fuerte incidencia del derecho a enseñar tal como quedara reflejado con la carga ideológica con que los gremios Suteba, Ctera y UTE distribuyeron un polémico “material didáctico” sobre este tema.

“Yo no pretendía adoctrinar o hacer una bajada de línea, sino trabajar a partir de lo que los chicos conocen del tema y de la reflexión que se construye en el aula”, se defendió ante la hipótesis del uso político de la cuestión.

“Voy a seguir haciendo docencia como lo vengo haciendo, siempre bien encuadrado dentro de los contenidos curriculares, pero permitiendo el pensamiento crítico. Muchas veces son los propios chicos los que traen al aula temas que les preocupan y creo que no darle lugar es el verdadero adoctrinamiento”.

El abordaje

Se cumplía un mes de la desaparición de Santiago Maldonado cuando Agustín Mestralet instaló el tema para debatir. “El primer día que abordé el tema con los chicos la tarea era que recolectaran notas periodísticas y eligieran una, la que a ellos les pareciera la más adecuada. Cuando les doy esa tarea sentí que los chicos estaban muy atentos, participaban, se escuchaban entre sí, opinaban. Fue una clase que me sorprendió para bien desde el punto de vista de lo interesante que resultó para los chicos. Se veía que ellos estaban informados, obviamente algunos no, pero la mayoría había escuchado del tema”, recordó el docente.

Y expuso que “esto me parecía que iba a generar la posibilidad de abordar la temática en una clase donde principalmente circulara la palabra de todos, donde fueran expuestas las opiniones para un análisis y una lectura que es necesario educarla porque la prensa y los medios son transmisores de información, pero nunca desde un punto de vista objetivo”.

En este sentido, Mestralet asume que “un docente también tiene su punto de vista y sus medios de información a través de los cuales construye ese punto de vista, pero la intención de la clase no era ese y me sorprendió la respuesta de los padres que prefirieron no hablar del tema”.

El planteo lo realizaron ante la directora y “yo clarifiqué cómo quería abordar el tema. Además, en los contenidos estamos por trabajar sobre los pueblos originarios, no sólo desde el punto de vista de la historia. Con mi compañera de sexto estamos preparando el acto del 12 de octubre por el Día de la Diversidad Cultural, donde nos interesaba abordar los pueblos originarios no solamente desde la historia sino también desde la actualidad, las luchas, los reclamos… entiendo que la represión que ha sufrido la comunidad mapuche muestra que este tema forma parte de la actualidad, no del pasado”, desde su punto de vista.

Y contó que no tuvo la posibilidad de hablar con la inspectora de Educación Primaria “ni he podido a acceder a un acta que se haya labrado”.

Para Mestralet, no hay justificación que le parezca coherente y cree que adoctrinar es, precisamente, censurar la posibilidad de hablar, la libertad de los alumnos de elaborar estos temas y de reflexionar”.

Fuente: Diario El Popular – Olavarría 

No hay comentarios

Dejar respuesta