Perros del Albergue se habrían comido una potranca de Equinoterapia

0
1731

En la Sesión Ordinaria del Honorable Concejo Deliberante que se llevó a cabo el pasado lunes, el Concejal del GEN Damian Pellejero, mientras se trataba el tema del albergue canino, manifestó que los perros que están alrededor de dicho alojamiento se habrían comido una potranca que se utilizaba para las actividades de Equinoterapia.

María Rosana Gini, Presidente de la Asociación de Actividades Ecuestres para Personas con Discapacidad, y Julio Poggi, integrante de la misma Entidad, estuvieron en nuestra Emisora para aclarar dicha situación.

En una primera instancia comentaron que se vieron sorprendidos porque se enteraron del hecho por las declaraciones de Pellejero. Asimismo que cuando les llegó esa información, fueron hasta el campo y a dicho animal no lo encontraron por lo que sospecharon que se habría muerto.

Oficialmente no saben nada porque no tienen ningún informe de la gente encargada de Equinoterapia sobre qué pasó con la potranca, si se murió naturalmente, por una enfermedad o por otra cuestión.

La Presidenta alega que no era necesario que le avisen exclusivamente a ella, sino a cualquier miembro de la Comisión o a cualquier persona que está relacionada a la actividad, pero nadie supo nada.

Desde la Asociación han realizado notas, tal como contaron, para citar a Juan Pablo Falasco, al Secretario de Desarrollo Social, Federico “Luky” Alejandro – a este último también le mandaron mensajes de WhatsApp – pero nunca se han podido acercar a tener una reunión con ellos. Los citaron en diversos lugares porque pensaron que por ahí era el lugar, pero no se han hecho presentes.

En otros momentos han visitado al Secretario en su oficina, quien los atendió muy amablemente, les dijo que en el campo de Equinoterapia no había ningun problema, que siguieran. Ese ha sido todo el contacto que han tenido.

Dada la situación de la potranca, intentaron buscar una información oficial. Se comunicaron con Alejandro quien les dice que no sabe nada, que iba a hablar con Falasco para ver qué había pasado y éste es quien les confirma finalmente que se había muerto de una enfermedad algo extraña.

Rosana le consultó si había una nota por escrito, si la había visto un veterinario porque ella necesitaba rendirlo ante la Asociación porque mucha gente sabia de la existencia de la potranca. Falasco les habría contestado que a eso se lo tenía que pedir al Secretario por escrito.

Luego, se reunió con el resto de la Comisión quien tomó otras decisiones “más que nada por la actitud que tuvieron en no avisarme” porque “muerta ya está, no la vamos a recuperar, comida por los perros o por otra enfermedad pero por ahí el hecho que no nos hayan avisado”.

Lo que se encontró del animal fallecido fueron solo los huesos de unas pocas partes del cuerpo. La última vez que desde la institución la fueron a ver, estaba en el potrero donde se encontraban los perros que están sueltos, alrededor de 30 o 40 perros. En ese momento decidieron encerrarla para alejarla de este conjunto de caninos. Lo que no saben es quien fue que la volvió a soltar por lo que sienten que “le dieron la oportunidad a los perros, supuestamente que la hayan matado o se haya muerto por una enfermedad, a que la volvieran a atacar”.

La Presidente consultó a una persona que le dijo que resulta raro que se haya muerto por una enfermedad porque la potranca, que tenía tan solo 6 meses, se estaba amamantando; también que al ser un animal muy chico los perros, si fueron los que se la comieron, la destrozan y la desparraman por todos lados, por lo que no la iban a encontrar.

Desde la Asociación no saben cómo seguir. Se van a volver a reunir, van a ver qué deciden y van a esperar qué respuesta reciben del otro lado.

Julio y Rosana manifestaron que es una pena porque el animal iba a ser preparada para realizar actividades de Equinoterapia, para los chicos que asisten que son personas con discapacidad.

Por otra parte, dijeron que por ahí la potranca realmente se murió por la enfermedad, aunque sospechan, por lo que dijo el Concejal Pellejero, que se la habrían comido los perros, además porque un hombre que vive en cercanías al Campo de Equinoterapia también había denunciado que los perros le habrían comido unos búfalos pequeños que tenia. De todos modos es por comentarios, porque no se han reunido con este señor.

Poca comunicación

En otro tramo coincidieron en que falta mucha comunicación entre la Entidad y el Municipio porque éste tendría que haber informado sobre esta situación a la Comisión, cuya función es acompañar el trabajo que hace la Municipalidad en lo que respecta a Equinoterapia (la Asociación recauda fondos, trabaja para que los chicos estén comodos; el Municipio maneja lo que es la contratación de los profesores y el abastecimiento del alimento para los caballos), es decir que trabajan a la par, por igual.

“Lo que se trata no es que el Municipio se haga cargo de todo, nosotros estamos para acompañar, para ayudar, entonces si hay cosas que ellos no las pueden hacer, estamos nosotros para hacerlas, que lo podemos hacer, estamos capacitados para hacerlo, por eso formamos la Comisión”, señalaron.

En el final insistieron en que ellos pueden hacerse cargo de los caballos, de mantenerlos, de cuidarlos, de fijarse no pase otra vez lo que pasó. “Supuestamente los perros se la comieron, o murió de una enfermedad. Yo quiero saber, no voy a parar hasta saber qué pasó con esa potranca”, remarcó Poggi.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here