– EXCLUSIVO – Entrevista a Roberto Patronelli

0
422

“Nosotros somos una familia de laburantes. La vida es una vida de trabajo”. Así empezó la charla exclusiva que Play Radios, a través de su Director Flavio Pérez, mantuvo con el empresario Roberto Patronelli.

Siempre ha tenido un perfil muy bajo, se lo ve o se lo escucha muy poco en los medios de comunicación, de todos modos aseguró que “siempre uno tiene ganas de hablar, de hablar de cosas de la ciudad, de cosas que competen a mi trabajo, a las empresas locales, porque estamos queriendo que todo esto funcione, para todos”.

Y así fue como lo hizo, porque se refirió a todo, a la familia, a la fábrica de acoplados, a la relación con políticos, a la actividad deportiva de sus hijos, a lo que significa el apellido a nivel nacional e internacional, a la realidad socio-económica de la ciudad, entre muchos otros temas.

Relató que empezaron a trabajar junto a su mujer Monica cuando ella tenía 17 años y él 24; que primero hizo otras cosas y que dejó la Facultad – hizo dos años de Ingeniería Industrial – cuando su Padre le regaló un torno para arrancar. En ese momento su papá andaba a mil con sus cuestiones, como suele decirse, más aun con lo que significaba estar al frente de la Fabrica Cattorini, empresa que movió la economía local durante muchísimos años, pero atendió a su pedido y le compró la máquina.

Iniciaron junto a su señora, mientras los chicos estudiaban hasta que, de a poco, fueron ingresando a la Fábrica. En relación a esto contó que a Marcos no había forma de hacerlo estudiar, hizo 1° año en tres oportunidades por lo que desde el establecimiento le dijeron que lo mejor era hacerlo trabajar en la empresa, a donde ya estaba su hermano Alejandro.

Hoy en día Marcos es el que realiza las compras, maneja el personal y es el encargado de tomar todas las decisiones, es el más activo, hiperactivo, según aseveró Roberto. Alejandro se ocupa de la parte de ingeniería; Toto (que es abogado) está con las ventas, que fue lo que su padre hizo durante gran parte de su vida; Clarita estudió y está en el mundo de la locución, de la música.

“Somos gente de pueblo. Yo no soy más que nadie”, apuntó ‘El Pata’, como muchos amigos le dicen.

En otros párrafos se refirió al lado solidario que la familia tiene y que no muchas veces se ha hecho público. Colaboran permanentemente, por ejemplo con el Hospital; para eso en su casa tienen siempre a disposición el helipuerto que se hizo por la distancia que hay con el nosocomio. Gracias a eso se puede hacer un traslado sanitario de urgencia, a alguien que tiene que estar dentro de las 3 horas en Buenos Aires, en 35-40 minutos.

“Cuando hay un enfermo grave, los médicos me dicen ‘Pata hay que trasladar’ y ahí estamos. Eso no se cobra nada, es un servicio que le damos a Las Flores para lo que se necesite. Aterriza a todo el mundo, combustible para todo el mundo. Es Ley en Argentina el punto negro, que es el que tenemos acá que es el helipuerto, se usa para eso, para colaborar”, describió.

También ha hecho aportes de relevancia para Bomberos, entre muchos otros.  En relación a esto dijo que ellos siempre están dispuestos a colaborar, a prestar herramientas, infraestructura o todo lo que tienen; que la fábrica es una fábrica abierta, que tiene amigos de toda la vida, corredores, chicos que van y que todo el que lo necesite puede hacer lo mismo porque a ellos no les afecta en nada.

A Roberto se lo puede encontrar tanto en sus oficinas, de traje en alguna reunión en la Cámara Industrial Argentina, tocando el piano, o por la noche cenando con amigos y siempre haciendo música que es fundamental también entre los Patronelli: él estuvo durante muchos años en grupo Acuario y los chicos hoy tienen sus bandas.

Nombró como sus grandes amigos al fallecido Idel Risso, a Fito Luna; a sus compañeros de la Escuela Técnica; a sus profesores Nestor Sallete, García, Crispiani, Marilina Landaburu.

Se lo ve como un hombre “muy coqueto”, sin embargo, en la charla comentó que tiene 65 años, asimismo que hace poco se hizo chequeo médico de rutina y que está muy bien.

Volviendo al tema del helicóptero detalló que él y Marcos son los que lo manejan. Todos los años viajan a Estados Unidos a hacer una capacitación para que le permiten pilotear, para estar al día con el comportamiento de la máquina.

Seguidamente respondió que no se siente una persona con poder, desde el punto de vista político. Afirmó que todas las gestiones gubernamentales los han apoyado cuando han necesitado algo, y que mientras pudieron retribuir o dar, también estuvieron.

En este marco remarcó que por más diferencia que puedan tener con una persona, “solo se vive una vez” por lo que el camino a seguir es decir ‘si, me equivoqué pero acá estamos’ porque la vida continúa y no podes estar enojado constantemente. Añadió que llamen del gobierno que lo llamen, ellos están dentro de este país, dentro de esta ciudad y están justamente para contribuir al comportamiento general de la comunidad.

Muchas personalidades, más que nada del ambiente político, han pasado por la fábrica y algunos hasta hoy son amigos de la familia, algo que también se ha dado por la participación de Alejandro y Marcos en el Dakar. Tal es el caso de Cristina Fernández de Kirchner, Daniel Scioli que es más amigo de Marcos por el deporte, la ex Ministra de Industria Débora Giorgi, personas con las que se juntan a comer y con las que hablan de todo, aunque poco de política.

Por otra parte, en lo que tiene que ver con algunos mitos o realidades, contestó que con el ex Jefe Comunal Alberto Gelené y su familia está todo bien, que no están peleados, que fueron vecinos durante mucho tiempo y que recuerda varias anécdotas. De todos modos expresó que “los políticos tienen muchísimos aciertos y por ahí hay no aciertos que decís ‘en esto ¿Qué pasó?’; algún día como hombres nos vamos a sentar y vamos a decir ‘¿Qué pasó?’. Yo no soy rencoroso, soy calentón pero para mí, soy de unir, de juntarme y vamos para adelante”.

En tanto, narró que la relación con el actual Intendente, Ramón Canosa, nació hace muchos años porque es el Escribano de la familia de toda la vida, fue el de su padre. Que tiene un respeto para con la escribanía, igual que con otras escribanías de la ciudad, pero también tiene una amistad de café por lo que desea que le vaya bien y que siempre va a estar a entera disposición. “Ramón es muy conciliador, muy de hablar y eso a uno que tiene una empresa lo ayuda, pero no quiero decir que lo demás no fueron abiertos, al contrario”, aclaró Roberto, que como ciudadano de Las Flores, tiene afiliación al Partido Peronista.

En otra parte de la charla, habló de la situación actual del país.

No hay comentarios

Dejar respuesta