“El Ente de Turismo de General Belgrano pasó a ser un sello de goma”

0
337

Así lo manifestó Ricardo Buiraz, ex Intendente de la vecina localidad, hoy empresario gastronómico.

El florense Ricardo Buiraz, ex Jefe Comunal de General Belgrano, se refirió a lo que pasa en el Ente de Turismo de la vecina localidad, área que subejecutó el 46% de lo presupuestado en el año 2016, no utilizando más de 750 mil pesos mientras que en folletería y propaganda los gastos ocasionados tuvieron que afrontarlos los privados.

En primer lugar contó que, después de muchos años y luego de varias obras que se realizaron en el Rio más la recuperación de la zona de camping, se pensó que la aparición de las Termas iba a significar una bisagra para el turismo.

Si bien esto se cumplió, no lo hizo con la magnitud esperada porque realmente, aunque no se puede negar que es un atractivo importante que genera un gran aporte para la ciudad, tiene una estacionalidad – más ahora con la situación económica que atraviesa la gente –  que es muy de fin de semana y no así entre semana, lo cual se nota en el comercio que depende de eso que es el de cabañas, el gastronómico y que no ha notado el crecimiento.

Por otra parte, Buiraz manifestó que más allá de los factores económicos que no permiten que la gente pueda optar por una visita a este lugar, “no estamos conformes con la política turística que se lleva adelante”, más que nada porque se cree  que le está faltando un condimento extraordinario que tiene que ver meramente con la difusión.

Esto porque suele pasar que hay muchas personas que se encuentran en algún lugar de la Provincia y todavía no saben que hay Termas en Belgrano. “Después de la inversión hecha por la empresa privada, por el acompañamiento de la Municipalidad en su momento, creemos que está faltando un empujón grande de lo promocional”, remarcó.

En otros párrafos – dejando en claro que es una opinión personal como operador gastronómico, muy por fuera de lo político – expresó que a su parecer no se le ha dado la importancia que se le tiene que dar al Ente de Turismo que se creó en el año 2014 mediante una Ordenanza y que es mixto porque en él participan tanto el Gobierno y los Concejales como así también operadores turísticos del sector gastronómico, cabañeros, hoteleros, dueños de las Termas, canotaje, el Colegio de Arquitectos, los Martilleros y hasta el Centro de Comercio.

La queja actual que tienen estos integrantes es que este Ente de Turismo pasó a convertirse en un “sello de goma”, una cascara vacía –como lo señaló el periodista Alejandro Iena en el Semanario belgranense El Sur – porque la Ordenanza que lo creó establece que se tienen que reunir dos veces por mes y en el último tiempo se ha reunido una vez a mediados de diciembre de 2016 y se volvió a reunir en marzo de 2017, es decir que pasó toda la temporada estival sin tratarse ninguna cuestión inherente aunque se notaba que había diferentes problemas.

Ante la falta de convocatoria oficial, los integrantes del sector turístico decidieron reunirse por su parte, en casi 10 oportunidades, en restaurantes, hoteles y cabañas porque había una problemática que no se estaba atendiendo.

Buiraz comentó que tiene una “bronca personal” e incluso ha presentado su renuncia al Ente –era representante de los gastronómicos –porque no quiere ser funcional a que se reúnan cada cuatro meses exclusivamente para escuchar lo que se va a hacer sobre el turismo, particularmente porque no esa no es la idea de la institución. En este sentido agregó que “el Ente es un organismo colegiado donde todos esos actores son los que están marcando la política del Ente”.

Aseguró que ante esa realidad, él considera que así no puede continuar, mucho menos después que conocieron los números a los que tuvieron acceso en los últimos días y se encontraron, luego de esta temporada tan difícil que han atravesado, que el presupuesto del 2016 había sido subejecutado en un 46%, mucho menos de la mitad ($660.000), es decir que, por ejemplo, para hacer folletería, muy requerida por los operados para promocionar, había una partida de 75 mil pesos y no se usó, cuestión que debieron afrontar los privados porque el Ente no reaccionaba.

“Viene bien ‘una sacudida de rama’ para ubicar este elemento tan importante para el Gobierno que sea, para transformar una política de Estado”, indicó.

No haber usado esa partido hizo además que cuando los contadores de la actual administración municipal vieron que no se había utilizado pensaran que no se estaba necesitando ese dinero y recortó la partida para este año, lo cual se suma también al 41% de inflación que hubo el año pasado, lo que significó que la partida de este año es mucho menor.

Concluyó que “es no entender cuál es la necesidad del sector” que para llegar a mas visitantes, una de primordiales vértices del turismo, necesita de los “bolsillos flacos” de los privados a los que les cuesta mucho afrontar la situación y que no reciben el apoyo del Estado.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta