La palabra de Paulino Rodrígues en Play Radios: «Para mi 143 días son una eternidad, no sé cómo está mi hija. Esto es muy absurdo, un disparate»

0
1263
Periodista Paulino Rodríguez

Este último miércoles, el periodista florense Paulino Rodrígues dio a conocer a todo el país una grave situación personal que le toca vivir: su ex lo denunció infundadamente por abuso sexual hacia su hija de 3 años y 4 meses.

En la mañana de este viernes dialogó con FM 107.7 para relatar cómo atraviesa este terrible momento.

“La verdad que no tiene explicación, todavía no entiendo porque me sucede pero me sucede”, expresó.

Recordó que hasta entonces una sola vez tuvo que acudir a la justicia por otro tema y que ahora lo “arrastran” y “lo llevan” a un lugar que nunca en su vida pensó que podía estar, que es  el de “ser  sindicado por haber hecho algo con mi hija”, algo que obviamente consideró que es “una locura”.

Paulino comentó que decidió el camino de contar la verdad, de decirlo a los cuatro vientos, de quedarse tranquilo con su conciencia porque la justicia tiene sus tiempos, porque no actúa en tiempo y forma, porque todo tiende a dilatarse porque los abogados hace su juego.

Siente que injustamente el sistema no está preservando a la menor que es lo más importante, quien tiene que estar preservada, cuidada porque la justicia nunca la escuchó, solo escuchó la denuncia, a la psicóloga, a él en el descargo, que vio todos sus análisis psicológicos.

“Para mí 143 días es una eternidad. (…) Tendes a naturalizar las cosas, a pensar que tengo una hija y un día me reencontraré con ella, lo pienso desde el dolor, desde el vacío y eso es un tránsito, un ratito, es hacer cosas hasta llegar a ese momento”, narró.

En otros puntos contó que es todo tan absurdo que los jueces se han cubierto hasta para ni siquiera para liberarle una nueva restricción porque actualmente no está restringido a ver a su hija, de hecho podría venir a Las Flores, golpear la puerta de la casa donde está la pequeña y verla, cuestión que no quiere realizar para no entorpecer aún más el delicado proceso que se está desarrollando.

“No quiero nada que complique o entorpezca, porque si ya la madre dijo que jamás le levante la voz, que jamás fui violento, no quiero que nadie diga lo contrario porque no lo soy, pero tampoco soy esto. Es un disparate”, manifestó y añadió: “Las peleas de los papás se tienen que resolver en el seno de los papás, nunca afectar a los hijos y cuando eso sucede uno espera una respuesta rápida de la justicia, si no la tiene, a diferencia de muchos, nosotros tenemos un micrófono, tenemos derecho a expresarnos”.

Aseguró que todo es una tristeza y un dolor descomunal, que no tiene prurito en contarlo porque no tiene nada que ocultar, tiene todos los elementos necesarios para comprobarlo. También dijo que a pesar de la exposición pública del caso, a la situación no la cambia nadie, porque a su hija ya no la escucharon cuando debían hacerlo, ya dejaron que se “trastoque su cabecita”, ya la “traumaron”.

“Desconozco por estas horas como está. Es una nena de 3 años y caso 4 meses, divina, hermosa, los ojos de mi vida”, expresó conmovido el periodista.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here