El productor Eduardo Zurro denunció a la Policía Local por Abuso de Autoridad

0
1407

El productor florense Eduardo Zurro estuvo en la mañana de Frecuencia Personal para contar una situación que vivió el pasado viernes al mediodía.

“Estaba haciendo unos arreglos y salgo de lo de Raúl Loustanau que es herrero y amigo, acomodamos en la Kangoo, porque la otra camioneta estaba cargada de fardos, un caño de 2 metros, bastante pesado y me voy a encontrar con mi mujer que me estaba esperando en la esquina”, comenzó relatando.

Tal como comentó después, circuló por calle Martin Fierro, en el tramo que es doble mano y donde antes de cruzar la Avenida San Martin hay un lomo de burro que no sabía que estaba. Antes de atravesar esta última arteria, vio que había un patrullero a su costado y observó también que la puerta se había abierto y que el caño iba a caerse por lo que podía provocar algún error mayor.

En lugar de doblar por la Avenida, siguió por Martín Fierro en donde estacionó para acomodar la camioneta. En ese momento, según relató, la Policía que estaba detrás de él, pegó la vuelta manzana a gran velocidad y llegó por Av. San Martín con la sirena.

“Yo no entendía mucho de que se trataba pero después de hacerme preguntas, de dónde era, sobre todo en el momento en que me preguntaron si era de Las Flores, creo que ahí fue el peor momento, les dije que no, la verdad que soy de Las Flores por adopción, no porque nací”, detalló y continuó: “Me dijeron que había un cartel, no hay ningun cartel que diga contramano, hable en seguida con mi abogado porque se estaban pasando las cosas de tono, me dijo ‘deja pasar todo esto, no firmes el acto, y después te vas a hacer una denuncia por abuso de la autoridad’. No se iban, me rodearon la camioneta, uno adelante y otras atrás para que yo no me moviera”.

Zurro, productor de quesos, comentó que los tambos que les venden leche no lo hacen durante la semana porque venden a empresas más grandes y ellos tienen que ir a buscar solo el sábado o el domingo. En este sentido expresó que dada la situación, como los efectivos le quitaron el registro y no le dieron el acta – ambas cosas que según él alega son ilegales -, no puede trabajar hasta el día martes por lo que “es un lucro cesante que lo va a tener que pagar alguien porque yo a esto lo voy a seguir”.

Señaló que si hubiera sido solo una infracción común, por estar en contramano, se hubiese dirigido al Tribunal de Faltas y se defendían ahí. Asimismo que de los 4 o 5 Efectivos que venían arriba del Patrullero, solo 1 femenina fue la que actuó mejor y les decía a sus compañeros que debían explicarle; estos no hicieron caso, lo amenazaron, le dijeron que le iban a secuestrar el vehículo, le preguntaban constantemente de quién era el mismo.

Aseveró que “por supuesto el vehículo está a nombre mío, con los impuestos pagos, con los seguros pagos, con todo lo que se debe circular; a lo mejor un vehículo poco conocido acá porque es el que va a Buenos Aires con la mercadería. Después uno mira y se pone a pensar que esta gente tiene arma, te aseguro que no están preparados, se dirigen a la gente muy mal, se ve que no hacen nada durante todo el día entonces ven un tipo, porque realmente lo que peor me pasó a mi es que ellos vieron que yo estaba estacionando ahí, estaban atrás mío y simplemente me dicen ’ojo que eso es contramano’ porque no había ningun cartel, porque son agentes de prevención más que de represión entonces lo menos que quisieron hacer es una multa y se encontraron con algo que espero que les salga mal”.

Luego su abogado lo mandó a que vaya a buscar el acta o el Registro a la Dependencia Policial pero el Jefe de la Unidad de Policía Local, Subcomisario Iván Risso no se encontraba.

“Yo venía de trabajar, con hierros, mal vestido y sin afeitar, supongo que me confundieron con alguien pensé al principio, después no la podían arreglar y cada vez la embarraban más, cada vez decían más pavadas. Uno piensa que juegan al Boy Scout porque realmente hay pocas cosas para hacer, es un pueblo bastante tranquilo para haber tanto móvil, tanta cosa por la calle. Me parece que se no está yendo la mano, que la Gendarmería, que el otro móvil, que la Local, que la de allá”, comentó en el cierre de su exposición.

El denunciante solicita que aquellas personas que pasaron entre las 12 y pasadas las 13, se presenten como testigos para poder colaborar en la causa penal que inició ante Fiscalía.

No hay comentarios

Dejar respuesta